Please reload

Entradas recientes

Varios países declaran a la industria de la madera, papel y celulosa como esencial frente al Coronavirus

April 28, 2020

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Cómo los datos pueden mantenernos más seguros en medio de la crisis del Coronavirus

Poner a trabajar los datos de inteligencia de ubicación puede ayudar a la reacción, respuesta, recuperación y revisión en este escenario sin precedentes.


A medida que COVID-19 continúa extendiéndose en todo el mundo, la incertidumbre ha provocado una volatilidad histórica en los mercados mundiales y ha inspirado medidas drásticas a nivel nacional, regional y local mientras que el mundo intenta contener esta pandemia.


A medida que persiste una crisis de salud global, la información sobre dónde se ha contraído el virus y dónde se concentra actualmente es fundamental para comprender dónde se puede propagar a continuación. El Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas (CSSE) de la Universidad Johns Hopkins está rastreando estos datos, que son de dominio público para su uso entre muchas fuentes, como el New York Times.


Un equipo de la división Geoespacial de Hexagon desarrolló un mapa interactivo en la plataforma Smart M.App para mostrar actualizaciones de los datos de Johns Hopkins. En la actualidad, este mapa muestra datos de COVID-19 que se pueden ver y analizar en tiempo real. La capacidad de Smart M.App para superponer cualquier dato e información disponible puede ayudar a dar sentido a este escenario que cambia dinámicamente y atacar la crisis con inteligencia de localización (location intelligence).

 

 


Por ejemplo, las imágenes aéreas del Programa de Contenido HxGN que cubren los Estados Unidos y Europa se han puesto a disposición de las agencias gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro que gestionan el brote de COVID-19. Las imágenes se pueden usar para crear mapas, productos de datos espaciales y geoinformación para quienes responden a emergencias nacionales.


"Con el lanzamiento de estas imágenes aéreas de alta precisión, esperamos que se utilice como una fuente clave de información para una respuesta efectiva de las autoridades y otras personas que trabajan para contener y tratar el virus", dijo John Welter, presidente de Soluciones de contenido geoespacial. De la división de Geosistemas de Hexagon.


La resolución y la precisión excepcionalmente altas de los datos aéreos proporcionan vistas detalladas de los edificios y los objetos hasta el nivel de la calle, lo que permite a los socorristas, los departamentos de atención médica y los profesionales de SIG tomar decisiones más rápidas y más informadas durante las emergencias. Los datos se pueden usar para evaluar la situación, visualizar el alcance de las áreas afectadas, planificar los esfuerzos de coordinación y mejorar las respuestas para una acción más rápida y, en última instancia, la recuperación.


La combinación de múltiples fuentes de datos podría proporcionar la capacidad de controlar el brote de coronavirus. Por ejemplo, las ciudades podrían usar datos de sensores disponibles que rastrean el movimiento en lugares públicos. Esto les permitiría agrupar datos históricos en un mapa con información en tiempo real y compararlos con la propagación de infecciones confirmadas por coronavirus para darles una mejor idea de cómo les está yendo a los bloqueos.


"Si tuviéramos esos datos, podríamos generar un búfer de dos metros alrededor del track  de contactos y determinar las intersecciones en el tiempo y el espacio con otras personas", dijo Uwe Jasnoch, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios, de la división Geoespacial de Hexagon. "Eso nos ayudaría a comprender la cadena de infección y probablemente ayudaría a romper esa cadena".


En Corea del Sur y Singapur, áreas que se han reconocido como altamente efectivas para controlar los brotes del coronavirus, los datos del "rastreo de contactos" han ayudado a mitigar la propagación. El New York Times informó que los funcionarios de salud en Corea del Sur han vuelto sobre los movimientos de los pacientes utilizando métodos de vigilancia que incluyen imágenes de seguridad, uso de tarjetas de crédito e incluso datos de GPS.


Según el Financial Times, Singapur lanzó recientemente una aplicación llamada TraceTogether, para la cual los ciudadanos otorgan permiso al ministerio de salud del gobierno para rastrear su distancia entre ellos y la duración de su tiempo de contacto. El Financial Times informó que estos datos están encriptados y son eliminados después de 21 días.


Tanto en Corea del Sur como en Singapur, las experiencias con brotes de MERS y SARS, respectivamente, proporcionaron un marco para manejar el COVID-19. La inteligencia de datos no solo nos ayudará a combatir nuevos brotes del coronavirus, sino que también ayudará en cualquier recuperación que finalmente se presente, y proporcionará una visión crítica para abordar las futuras respuestas a la pandemia.


Como ejemplo de cómo los datos que estamos recolectando ahora pueden ser estratificados y utilizados, la Universidad de Lovaina en Bélgica utilizó la plataforma Luciad de Hexagon en 2017 para visualizar, analizar y filtrar la migración de la hepatitis C (VHC) en el espacio y el tiempo durante un período de 100 años en un mapa geográfico y filtro de tiempo.


Es difícil imaginar el impacto total que tendrá COVID-19, pero poner los datos a trabajar puede ayudarnos a ver los efectos y actuar en tiempo real para controlar esta crisis. Independientemente de dónde terminemos, la inteligencia de ubicación puede brindar una mejor comprensión de su propagación y brindar esperanza para controlar futuros brotes de esta enfermedad y otras.

 

Fuente. https://hxgnspotlight.com


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags